El profesor Hyunchul Oh ha logrado avances en el campo del almacenamiento de hidrógeno en materiales. Su equipo del Departamento de Química en el Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología de Ulsan (UNIST) en Corea del Sur han revelado un significativo avance en el campo del almacenamiento de hidrógeno. Este progreso se ha presentado como un hito revolucionario en los sistemas energéticos futuros. Se basa en la aplicación de una tecnología de adsorción de alta densidad para la creación de un hidruro complejo nanoporoso.

Este hidruro es fruto de la innovadora investigación. Exhibe la capacidad no solo de almacenar hidrógeno, sino de hacerlo de manera excepcionalmente eficiente, superando las expectativas previas. La estructura tridimensional única del hidruro permite alojar hasta cinco moléculas de hidrógeno, estableciendo un nivel sin precedentes de almacenamiento de alta densidad. Un avance que puede revolucionar la industria de electrolizadores.

La investigación de almacenamiento de hidrógeno en materiales

La investigación se enfoca en la exploración de materiales nanoporosos, caracterizados por la presencia de diminutos agujeros, para el almacenamiento de gases. Aunque existe un interés significativo en estos materiales, el desafío reside en lograr almacenar grandes cantidades de gas en un espacio reducido. El equipo de investigadores empleó varios métodos científicos para analizar un material particular compuesto de magnesio y boro, conocido por sus pequeños agujeros y una superficie interior con carga negativa, capaz de atraer y retener gases como el hidrógeno y el nitrógeno.

Este material reveló la capacidad de contener 2,33 moléculas de hidrógeno y 0,66 moléculas de nitrógeno por cada molécula del propio material. Las moléculas de hidrógeno, notablemente compactas, alcanzan una densidad aproximadamente el doble de la del hidrógeno en estado líquido. Este estudio demuestra la posibilidad de «empaquetar» el vector de forma extraordinariamente compacta en estos materiales nanoporosos, incluso a presiones normales, lo que podría tener implicaciones cruciales para el almacenamiento eficiente de gases en el futuro.

«Nuestro innovador material representa un cambio de paradigma en el ámbito del almacenamiento de hidrógeno y ofrece una alternativa convincente a los enfoques tradicionales», dijo el profesor Oh.

Según los autores, el impacto de esta investigación es más evidente en sus implicaciones para el transporte público. «Con soluciones de almacenamiento más compactas, los autobuses, trenes y otros medios de transporte colectivo podrían aprovechar la energía del hidrógeno y reducir las emisiones».

Fuente: Nature

formacion de hidrogeno online