El Centro Nacional de Materiales Compuestos de Reino Unido (NCC) ha anunciado recientemente un logro significativo en el campo de las tecnologías de almacenamiento de hidrógeno. Se han superado con éxito las pruebas en una serie de depósitos criogénicos de materiales compuestos. Están específicamente diseñados para contener hidrógeno líquido (LH2). Este avance adquiere particular relevancia en los aviones de hidrógeno, donde la necesidad de depósitos de combustible ligeros capaces de soportar ciclos elevados y funcionar durante décadas es imperativa.

Proceso riguroso de pruebas en los depósitos de hidrógeno con materiales compuestos

En colaboración con Filton Systems Engineering (FSE), el NCC llevó a cabo un programa de pruebas exhaustivas de depósitos de hidrógeno con nuevos materiales. Se utilizó una cámara de pruebas de vacío de hidrógeno líquido y una instrumentación de pruebas criogénicas. Estos tanques fueron diseñados para una capacidad de 30 litros y una presión de 8 bares. Están fabricados mediante avanzadas técnicas automatizadas de colocación de fibras en el NCC.

Validación de modelos predictivos

Durante diez ciclos térmicos, los depósitos de una y dos piezas demostraron mantener su integridad estructural, incluso sometidos a variaciones de presión y temperaturas extremadamente bajas en los depositos de hidrógeno con materiales compuestos. Estos resultados son esenciales para la validación de modelos predictivos. Constituyen un paso significativo hacia el desarrollo de capacidades de diseño y fabricación para aeronaves propulsadas por hidrógeno. Este tipo de test también se emplea en la investigación de la fragilización del hidrógeno.

Explorando diseños alternativos

Los datos resultantes de las pruebas han contribuido a la exploración de diseños alternativos, y se han programado ciclos adicionales para evaluar salientes finales utilizando el mismo depósito de material compuesto. Además, el NCC está activamente involucrado en la creación de una instalación de fabricación y ensayo dedicada al transporte y almacenamiento de hidrógeno, que abarcará recipientes a presión y tuberías, fortaleciendo aún más las capacidades del centro en diseño, pruebas y fabricación.

Desarrollo sostenible de depósitos de hidrógeno con nuevos materiales

Este avance tecnológico en el almacenamiento de hidrógeno no solo impacta el sector de la aviación, sino que también abre la puerta a aplicaciones más amplias en el transporte y almacenamiento de este recurso clave para la transición hacia fuentes de energía más sostenibles. El compromiso continuo del NCC en la vanguardia de estas tecnologías refuerza la visión de un futuro donde el hidrógeno desempeñe un papel central en la descarbonización de diversos sectores industriales.

master hidrogeno online