El hidrógeno verde, generado a partir de fuentes de energía renovable, se destaca no solo por su contribución a la reducción de emisiones, sino también por su menor impacto en los recursos hídricos en comparación con el hidrógeno azul, producido a partir de combustibles fósiles. Este aspecto se evidencia en un informe elaborado por la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA) y Bluerisk, presentado durante la XXVIII Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP28) en Dubái.

Bajo el título «Water for hydrogen production» (Agua para la producción de hidrógeno), el informe revela que el hidrógeno verde requiere tres veces menos agua por kilogramo de hidrógeno producido en comparación con su contraparte azul. Esta disminución en el consumo de agua se presenta como una consideración crucial, especialmente en regiones del mundo que enfrentan escasez hídrica.

En el contexto del cambio climático y la necesidad de reducir las emisiones en sectores desafiantes como la siderurgia y la industria química, el hidrógeno limpio se posiciona como una solución clave. El informe enfatiza la importancia de comprender mejor la huella hídrica del hidrógeno, señalando que la demanda mundial de agua para la producción de hidrógeno se espera que se triplique para 2040 y se sextuplique para 2050.

La gestión del agua en producción de hidrógeno en el informe

Ante este panorama, el informe propone de forma prioritaria la retirada de las plantas de producción de hidrógeno a partir de combustibles fósiles, reemplazándolas con instalaciones de hidrógeno verde. Esta medida no solo minimizaría el impacto en los recursos hídricos locales, sino que también reduciría los riesgos asociados al agua en el sector.

master hidrogeno online

Desafíos de la gestión del agua en producción de hidrógeno

El director de Bluerisk, Tianyi Luo, destaca que el hidrógeno producido a partir de carbón con captura y almacenamiento de carbono (CCS) es el más voraz en términos de consumo de agua, subrayando la necesidad de priorizar el hidrógeno verde. El informe sugiere que la integración de consideraciones hídricas en la planificación del desarrollo del hidrógeno es esencial para mitigar riesgos y asegurar una gestión sostenible.

Más allá de las recomendaciones, el informe revela que más de un tercio de los proyectos de producción de hidrógeno verde y azul planificados o en funcionamiento están ubicados en regiones con escasez de agua. Esto plantea riesgos potenciales en términos de cumplimiento normativo y sostenibilidad ambiental.

La producción de hidrógeno para las celdas de combustible es esencial para la transición hacia una energía más limpia. Requiere una gestión equilibrada de los recursos hídricos. La investigación destaca la importancia de priorizar el hidrógeno verde en aras de una producción sostenible y la necesidad de integrar consideraciones hídricas en la planificación estratégica de futuros proyectos de hidrógeno. Este enfoque no solo contribuirá a la consecución de objetivos climáticos, sino que también promoverá la resiliencia y sostenibilidad en la producción de energía a nivel global.