El proyecto Sealhyfe está equipado con un electrolizador de 1 MW proporcionado por Plug. Sealhyfe ha demostrado con éxito la viabilidad de la producción de hidrógeno en alta mar a partir de fuentes de energía renovable. Los resultados operativos de la plataforma piloto, respaldada por Lhyfe, confirman el logro de los objetivos iniciales. La plataforma, que regresó a puerto en noviembre de 2023, ha sido analizada y marcan un paso significativo en la industria de hidrógeno.

Desde septiembre de 2022 hasta noviembre de 2023, una exhaustiva serie de instrumentos de medición y recopilación de datos supervisó meticulosamente los parámetros de la unidad de producción, tanto en el muelle como en el mar. Lhyfe colaboró estrechamente con las autoridades francesas para establecer las normas de funcionamiento de una unidad de producción de hidrógeno verde. Esta labor abarcaba entornos urbanos, industriales y portuarios, incluso el funcionamiento en mar abierto.

Matthieu Guesné, fundador y CEO de Lhyfe, destacó la importancia de esta empresa pionera al afirmar: «Ahora podemos capitalizar nuestra experiencia en tres instalaciones terrestres y una marina para diseñar futuras plantas ecológicas de producción de hidrógeno». Esta declaración resalta el impacto positivo no solo para Lhyfe sino para toda la industria, ya que Sealhyfe ha materializado con éxito la producción de hidrógeno en alta mar.

Los objetivos de Sealhyfe

El experimento de Sealhyfe tenía objetivos claros:

· Demostrar la capacidad de Lhyfe para operar una unidad de producción a escala industrial en un entorno aislado.

· Validar la fiabilidad de la tecnología de electrólisis en condiciones adversas representativas de futuros emplazamientos marinos a gran escala.

· Proporcionar una base de datos operativos para optimizar los procesos de producción y probar las tecnologías para su expansión a emplazamientos con capacidades diez y cien veces superiores.

Después de 14 meses de ensayos, los resultados confirmaron la capacidad del sistema para gestionar la variabilidad de la energía eólica en condiciones específicas de alta mar. La electrólisis se desempeñó excepcionalmente bien, incluso a máxima capacidad de producción, demostrando la confiabilidad de la instalación.

Sealhyfe hidrogeno verde en el mar

La producción de hidrógeno verde en alta mar

Sealhyfe demostró su robustez al resistir cinco importantes temporales, incluido el impacto del huracán Ciaran en octubre de 2023, con olas de más de 10 metros y vientos superiores a 150 km/h, sin afectar su capacidad de producción.

Además, la instalación se operó exclusivamente a distancia desde el centro de control de Lhyfe, utilizando herramientas de supervisión y control desarrolladas por la empresa. Este enfoque eficiente minimizó las operaciones de mantenimiento a menos de diez, manteniendo el sistema operativo el 70% del tiempo.

Los resultados de Sealhyfe se integran ahora en el proyecto HOPE, la siguiente fase de las ambiciones de Lhyfe en alta mar. Con una subvención de 20 millones de euros de la Comisión Europea y 13 millones adicionales del Gobierno belga, HOPE se propone comercializar hidrógeno verde producido en alta mar a partir de 2026, alcanzando una capacidad de 10 MW y una producción diaria de hasta 4 toneladas.

Este proyecto no solo representa un hito en la producción de hidrógeno verde, sino que también fortalece los procesos de producción en las instalaciones terrestres de Lhyfe, permitiendo su rápida y progresiva expansión. Según la nota de prensa de Lhife, su ambición es alcanzar una capacidad de producción de hasta 22 toneladas de hidrógeno verde al día para finales de 2024 y hasta 80 toneladas al día en 2026, marcando un avance significativo hacia una economía del hidrógeno sostenible.

curso hidrogeno verde online

Necesidad de un reglamento para la producción de hidrógeno verde en el mar

La Asociación Eólica Alemana (BWO) ha dado un paso significativo en la vanguardia de la transición energética al convocar una licitación para la producción de hidrógeno verde mediante electrolizadores de hidrógeno dentro del mar. Esta iniciativa se enmarca en la revisión de la ley alemana de energía eólica marina, WindSeeG, llevada a cabo en 2022, la cual confiere al Ministerio de Clima la autoridad para regular dicho proceso. La producción de hidrógeno verde en alta mar, continua con escasez de normas regulatorias y hay poca información.

La propuesta de la Agencia Marítima e Hidrográfica (BSH) en enero identificó una zona en el Mar del Norte, denominada SEN-1, como apta para la producción de hidrógeno ecológico en alta mar. Ante esto, la BWO aboga por la convocatoria de licitaciones no solo para la zona propuesta sino también para otras adicionales. Esto se alinea con el objetivo nacional de desencadenar 500 MW de hidrógeno verde anualmente entre 2023 y 2028. Además, la asociación aboga por el establecimiento de tarifas de transmisión para los conductos de hidrógeno, considerándolas esenciales para acelerar el desarrollo de la electrólisis en alta mar.

BWO plantea licitaciones en el primer semestre del 2024

Manuel Battaglia, director de Política y Regulación de la BWO, subraya la ausencia de un proyecto de reglamento para el diseño de la subasta de los emplazamientos SEN-1. Propugna que dicho diseño se consulte con las partes interesadas de manera inmediata, permitiendo así el inicio de las licitaciones en el primer semestre de 2024. A pesar de la inclusión de SEN-1 en el actual plan de desarrollo de emplazamientos, las licitaciones aún no han tenido lugar debido a la falta de especificación del diseño de la subasta por parte del ministerio.

Battaglia agrega, «Estamos a la espera de la decisión oficial del ministerio sobre si el espacio SEN-1 se licitará en su totalidad o se dividirá en dos o tres subáreas. El sector en su conjunto sostiene que el emplazamiento actualmente previsto, de 102 kilómetros cuadrados, es demasiado grande para ser licitado como un único emplazamiento. Nuestra asociación aboga por la división del espacio en dos o tres subáreas, lo que permitiría una mayor diversidad de actores en este crucial paso hacia la producción de hidrógeno verde en alta mar».