El proyecto Apolo trata de desarrollar un sistema de craqueo de amoníaco. Este proceso es una técnica para obtener hidrógeno separándolo del compuesto químico amoniaco. Este proceso se realiza mediante reactores de membrana que permitan producir combustible. Este se emplea en abastecer pilas de combustible o motores de hidrógeno.

Este proyecto está coordinado por Tecnalia, un centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico con sede en Madrid. También participan: H2Site, Astander y Fertiberia, entre otras. La compañia H2Site está especializada en el desarrollo de soluciones de producción de hidrógeno para pequeñas y medianas empresas. Astander es un astillero español y Fertiberia es conocido a nivel mundial por ser fabricante de fertilizantes.

Apolo pretende demostrar la escalabilidad de los sistemas más allá de tres megavatios por dos sistemas: uno generando alimentación para pilas y otro para motores. Las tecnologías desarrolladas en el proyecto Apolo podrían aplicarse inicialmente a unos 30.000 buques. En un primer momento la atención se centrará en aquellos buques con sistemas de propulsión de entre uno y diez megavatios. «Un número significativo de ellos rondará los 3 megavatios en la próxima década, ya que son los primeros buques relevantes para las soluciones propulsadas por amoníaco».

curso hidrogeno verde online

El proceso de craqueo de amoniaco

El amoniaco verde está llamando la atención en estos momentos como portador de hidrógeno. Permite transportar y almacenar hidrógeno de forma segura a largas distancias. El hidrógeno es un combustible que no libera CO2 cuando se quema.

El proceso de craqueo de amoniaco es esencial para crear cadenas de suministro, ya que elimina el hidrógeno del gas.

craqueo de amoniaco proceso

A finales del pasado año, Mitsubishi Heavy Industries, Ltd. (MHI) y NIPPON SHOKUBAI CO., LTD. (Nippon Shokubai) llegaron a un acuerdo sobre el desarrollo conjunto de un sistema de craqueo de amoniaco. Buscan establecer una cadena de suministro de hidrógeno y amoniaco que permita el transporte de grandes volúmenes.

MHI aporta una importante experiencia global en el suministro de amoniaco y otras plantas químicas. También, sus tecnologías en el manejo de amoniaco e hidrógeno. Esta alianza busca desarrollar un mejor sistema conjunto de craqueo de amoniaco utilizando un catalizador de craqueo de amoniaco. Nippon Shokubai ha desarrollado y puesto en uso con éxito numerosos catalizadores. Se incluyen los utilizados en la producción de ácido acrílico y otros productos químicos, y los catalizadores de purificación ambiental como los utilizados en automóviles y convertidores de gases de escape.

Nippon Shokubai aplica los éxitos y conocimientos adquiridos con estas tecnologías de catalizadores en la creación del catalizador de craqueo de amoniaco. Es posible utilizar el hidrógeno obtenido del nuevo sistema de craqueo como combustible y materia prima limpios. El avance del desarrollo es una prioridad para MHI y Nippon Shokubai, con un objetivo de comercialización temprana.

curso de hidrógeno 300 horas online

Motivos para realizar el craqueo de amoniaco y otros combustibles

El craqueo de combustibles es un proceso fundamental en la industria petrolera que se lleva a cabo para obtener productos más valiosos y útiles a partir de fracciones más pesadas del petróleo crudo. Este proceso se realiza principalmente en refinerías y tiene como objetivo mejorar la calidad y la cantidad de productos derivados del petróleo.

Las razones clave para realizar el craqueo amoniaco y otros combustibles:

Obtención de productos más ligeros: El petróleo crudo contiene una mezcla de hidrocarburos de diferentes tamaños y pesos moleculares. Al someter estos hidrocarburos a altas temperaturas a través del craqueo, se rompen las moléculas más grandes en moléculas más pequeñas. Este proceso resulta en la producción de productos más ligeros, como gasolina, queroseno y gasóleo.

Aumento de la cantidad de productos de alto valor: Los productos obtenidos después del craqueo suelen tener un mayor valor comercial que las fracciones más pesadas del petróleo. La gasolina, por ejemplo, es un producto de alto valor y gran demanda en comparación con los aceites más pesados.

Ajuste de la oferta de productos: La demanda de diferentes productos petrolíferos varía, y el craqueo permite a las refinerías ajustar la producción para satisfacer la demanda del mercado. Por ejemplo, si hay una mayor demanda de gasolina, las refinerías pueden ajustar sus operaciones de craqueo para producir más gasolina y menos productos más pesados.

Reducción de subproductos residuales: Al craquear combustibles se pueden eliminar o reducir los subproductos no deseados. Por ejemplo, se elimina el azufre y los compuestos de metales pesados, que pueden tener efectos negativos en el rendimiento de los motores. Además es una medida sostenible por contribuir a reducir la contaminación ambiental.

¿Quieres saber el funcionamiento del craqueo catalitico?

Sistema de craqueo de amoniaco

Con el objetivo de descarbonizar el suministro de energía para respaldar el objetivo de la Compañía de convertirse en carbono neutral para 2040, MHI Group actualmente está siguiendo una estrategia de crecimiento en el área de la transición energética. La Compañía trabajará para lograr el establecimiento y ejecución temprana de tecnologías de descarbonización, como forma de contribuir a la realización de un mundo sostenible y neutro en carbono, a través del desarrollo y comercialización de un sistema de craqueo de amoniaco. Este proceso contribuirá a construir como parte de una cadena de suministro de hidrógeno y amoniaco.

Por su parte, Nippon Shokubai busca promover el uso de amoniaco e hidrógeno así como la creación y aplicación de catalizadores de craqueo de amoniaco se encuentran entre los objetivos de la empresa. Para apoyar un mundo sostenible, Nippon Shokubai seguirá ofreciendo los productos y servicios que las personas y la sociedad requieren.

Fuentes consultadas: TECPA y Mitsubitshi