En un paso crucial hacia la diversificación y sostenibilidad de la matriz energética, Redexis se embarca en el desarrollo de un hidroducto en España. Se trata de una red de transporte de hidrógeno para facilitar la distribución del gas producido en la planta del PEMA (Parque Empresarial del Medio Ambiente) en Garray, Soria. Este proyecto está liderado por Somacyl y Redexis. Marca un hito significativo para la región de Castilla y León con su aporte a la red de transporte de hidrógeno verde nacional. Esta Comunidad Autónoma busca seguir los pasos exitosos de su incursión en la energía eólica hace 25 años con la implementación del primer parque eólico.

La iniciativa contempla la construcción de un hidrogenoducto con una extensión de 6,7 kilómetros. Estará conectando la planta de Garray con las industrias dentro del PEMA y establecimientos industriales adicionales. Redexis, que anunció la tramitación de esta infraestructura meses atrás, estima que la inversión total para la red de hidrógeno alcanzará los 3 millones de euros. También hay que sumar los 6 millones de euros destinados a la planta de hidrógeno verde.

El hidroducto de Garray en España

La planta del PEMA de Garray, además de ser un proyecto clave para Somacyl y Redexis, tiene como objetivo no solo satisfacer las necesidades energéticas internas del parque sino también ofrecer este nuevo vector energético a diversas empresas en Soria que han expresado interés en adoptar esta fuente de energía renovable.

La expectativa es que el hidrogenoducto, que se extiende a lo largo de 7 km de tuberías, esté operativo antes de concluir el año 2024. Esta implementación permitirá que numerosas empresas en la zona accedan a una fuente de energía 100% renovable, contribuyendo a los objetivos de descarbonización y sostenibilidad en línea con la Agenda 2030.

En términos medioambientales, la instalación no solo promueve la adopción de energía renovable, sino que también ofrece beneficios tangibles en la reducción de emisiones de CO2. Se estima que la infraestructura evitará la liberación de 2.869 toneladas de CO2 anuales, equivalente a la plantación de hasta 143.456 árboles, según datos proporcionados por Redexis.

Aprovechamiento del hidrógeno local

Uno de los objetivos clave detrás de esta iniciativa es garantizar la integración efectiva y el máximo aprovechamiento de la producción de hidrógeno en la región. Esto, a su vez, contribuirá a la transformación de Soria en un territorio descarbonizado, alineándose con las metas y principios de sostenibilidad de la Agenda 2030.

El desarrollo del hidrogenoducto en Soria representa un ejemplo destacado de cómo la innovación en infraestructuras energéticas puede impulsar el cambio hacia fuentes de energía más limpias y sostenibles. A medida que esta iniciativa avanza, se espera que tenga un impacto positivo no solo en la región, sino también como un modelo a seguir para otras comunidades que buscan adoptar el hidrógeno verde en sus matrices energéticas.

curso hidrogeno verde online