El Departamento del Tesoro de los Estados Unidos y el Servicio de Impuestos Internos (IRS) han anunciado la implementación de nuevas normativas destinadas a los productores de hidrógeno, con el propósito de cualificar para créditos fiscales esenciales que buscan impulsar la expansión de la industria y, simultáneamente, descarbonizar sectores intensivos en emisiones.
Las normativas propuestas presentan condiciones de cualificación rigurosas, diseñadas para minimizar las emisiones en el ciclo de vida de la producción de hidrógeno limpio. Estos requisitos incluyen la necesidad de que el proceso de producción sea alimentado por nueva capacidad de energía limpia. Además, se exige a los productores que certifiquen que la energía utilizada está equilibrada por la producción de energía limpia de manera horaria.

En la actualidad, se producen alrededor de 10 millones de toneladas métricas (MMT) de hidrógeno en EE.UU. Aproximadamente 94 millones de toneladas métricas supone la producción a nivel mundial. Sin embargo, la gran mayoría de este hidrógeno se obtiene mediante la extracción utilizando combustibles fósiles, generando contaminantes y emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).
La producción de hidrógeno en EE.UU., por ejemplo, se basa principalmente en la extracción a partir de gas natural mediante reformado de metano al vapor, lo que actualmente resulta en aproximadamente 100 millones de toneladas de emisiones de GEI anuales.

En junio de 2023, la administración de Biden publicó la Estrategia Nacional de Hidrógeno Limpio de Estados Unidos, con el objetivo de significativamente aumentar la producción, uso y distribución de hidrógeno con bajas emisiones de carbono. Este plan incluye la ambiciosa meta de elevar la producción hasta 10 millones de toneladas métricas en 2030 y hasta 50 millones de toneladas en 2050.
Uno de los instrumentos clave para alcanzar estos objetivos es el Crédito a la Producción de Hidrógeno Limpio de la Ley de Reducción de la Inflación. Este crédito incluye cuatro niveles basados en las emisiones del ciclo de vida, con montos que van desde 0,60 dólares hasta 3 dólares por kg para el hidrógeno con emisiones cercanas a cero.

Medidas para potenciar la industria del hidrógeno de EEUU

Según las normativas propuestas por el Departamento del Tesoro, se establecen tres criterios para el uso de certificados de atributo energético (EAC). De esta forma, se puede demostrar el uso de energía limpia y así optar al crédito fiscal. Estos criterios incluyen la necesidad de que la energía provenga de una nueva capacidad de energía limpia, que sea de la misma región que la producción de hidrógeno. A partir de 2028, la energía limpia se genererá en la misma hora que el uso de la energía por el electrolizador de hidrógeno. Hasta 2028, se permitirá la equiparación anual para facilitar la transición a sistemas de seguimiento horario más accesibles.

Leia Guccione, directora del Programa de EE.UU. de RMI, una organización centrada en la transición hacia energías limpias, expresó su aprecio al Departamento del Tesoro estadounidense por llevar a cabo un proceso riguroso y considerar ampliamente las necesidades de la industria y la comunidad. Subrayó que las directrices logran un equilibrio delicado entre la administración práctica, la configuración intencionada del mercado y la integridad medioambiental, satisfaciendo las demandas actuales de la industria estadounidense del hidrógeno.

curso de hidrógeno 300 horas online