Se acaba de publicar un nuevo informe de metanol y amoniaco en transporte marítimo. Este informe proporciona una visión sobre las fuentes de metanol y amoníaco verdes disponibles para el transporte marítimo, y cómo los puertos pueden garantizar el suministro para cumplir con los objetivos de la Organización Marítima Internacional (IMO) de utilizar al menos un 5% de combustibles de cero emisiones para 2030.

El Global Maritime Forum y RMI (Rocky Mountain Institute), bajo el auspicio de Mission Innovation, han publicado un informe detallando estrategias para que los puertos lideren la provisión de bunkering de metanol y amoníaco verde.

La IMO ha revisado su estrategia sobre gases de efecto invernadero (GEI), estableciendo que al menos el 5% de la energía utilizada por el transporte marítimo internacional para 2030 debe provenir de tecnologías, combustibles y fuentes de energía con emisiones nulas o casi nulas, con una meta del 10%.

El informe señala que a medida que la industria marítima avanza hacia la descarbonización, se esperan cambios significativos en el suministro y distribución de los combustibles marinos.

El coste del metanol y amoniaco en transporte marítimo

El coste de producción del metanol verde o amoníaco representa la mayor parte del coste del suministro del combustible, siendo la calidad de los recursos solares y eólicos locales, junto con el acceso a subvenciones para la producción de hidrógeno, factores influyentes clave.

Específicamente, el informe destaca que el bajo coste del transporte de metanol y amoníaco verdes, producidos a partir de hidrógeno limpio, fomentará un amplio comercio entre regiones de producción de bajo coste y puertos clave.

Los datos indican que el coste de la electricidad renovable en áreas cercanas a los puertos será el factor determinante en las estrategias de abastecimiento de metanol y amoníaco verdes.

Además, el respaldo político a los combustibles ecológicos para el transporte marítimo puede influir significativamente en la posición de un país o región en la economía emergente del hidrógeno.

El estudio sugiere que el suministro de metanol verde podría concentrarse en los principales centros de abastecimiento de combustible y puertos europeos, mientras que el amoníaco verde podría tener un comercio mundial con transporte de larga distancia desde regiones de producción de bajo coste como Estados Unidos, Sudamérica, Australia y el África subsahariana.

Europa podría ser parcialmente autosuficiente utilizando producción nacional, y Norteamérica podría conservar centros energéticos en la región de la Costa del Golfo.

Los arquetipos de puertos maritimos

El informe identifica cuatro arquetipos de puertos que podrían surgir en esta transición, definidos por oportunidades comunes, desafíos y acciones necesarias para desarrollar bunkering verde de metanol o amoníaco.

Estos arquetipos se clasifican en una escala de alta a baja para volumen de bunkering y coste de producción local de hidrógeno verde en 2030. Identificar el arquetipo de los puertos individuales puede proporcionar un marco útil para desarrollar estrategias de bunkering verde de metanol y amoníaco.

curso de hidrógeno 300 horas online

Declaraciones

“Los incentivos federales de la Ley de Reducción de la Inflación han convertido a Estados Unidos en una de las regiones más competitivas del mundo para la producción de combustibles ecológicos”, afirmó Aparajit Pandey, director y responsable de descarbonización del transporte marítimo en RMI.

“Los puertos más pequeños con excelentes recursos renovables, incluidos los puertos del Sur Global, pueden construir instalaciones de producción de hidrógeno competitivas en costes y participar en el mercado mundial del búnker”, señaló.

“Aunque debería haber amoníaco verde más que suficiente para abastecer a los puertos pioneros en 2030, la competencia por los volúmenes de menor coste puede ser feroz y recompensar a quienes sean capaces de actuar con prontitud para asegurarse el suministro”, afirmó Jesse Fahnestock, director de descarbonización del Foro Marítimo Mundial.