China Petrochemical Corp., conocida como Sinopec, ha llevado a cabo recientemente una prueba histórica de transporte con camiones de hidrógeno. Han estableciendo un nuevo récord para el viaje ininterrumpido más largo realizado por vehículos de carga pesada impulsados por esta tecnología.

Durante esta prueba pionera, dos camiones de 490 toneladas, equipados con sistemas de pila de combustible de 180 kilovatios, recorrieron una distancia de 1.500 kilómetros desde Pekín hasta Shanghai. Este recorrido atravesó varias provincias y se realizaron paradas en siete estaciones de hidrógeno a lo largo de la ruta, destacando así la viabilidad de los camiones de hidrógeno para operaciones logísticas de larga distancia.

Importante avance en el transporte con camiones de hidrógeno

El éxito de esta prueba representa un avance significativo en la implementación práctica de vehículos de hidrógeno en el sector del transporte, especialmente en operaciones de gran envergadura. Aunque históricamente el uso del hidrógeno en el transporte ha estado limitado a aplicaciones de corta distancia debido a restricciones de infraestructura y autonomía limitada. El record de Sinopec subraya el potencial de los vehículos impulsados con combustible de hidrógeno en contextos logísticos más amplios.

Los camiones empleados en esta prueba están equipados con sistemas de pila de combustible desarrollados por la empresa china Refire Group, que proporcionan una autonomía de hasta 600 kilómetros. Durante el viaje, transportaban productos ecológicos fabricados por la unidad de Sinopec. Los productos de Yuetai Technology eran refrigerantes para pilas de hidrógeno y tratamientos de humos de escape para vehículos diésel.

Anteriormente, la distancia máxima recorrida por camiones de hidrógeno era de 350 kilómetros, lo que resalta el progreso significativo logrado en esta prueba de larga distancia.

La iniciativa de la Administración Nacional de la Energía de China para promover el desarrollo de alta calidad en el sector del hidrógeno subraya la importancia estratégica de este vector energético en la transición hacia un crecimiento industrial más sostenible y con menores emisiones.

Sinopec, como actor clave en este avance, está posicionada para desempeñar un papel fundamental en la adopción generalizada de soluciones de transporte basadas en el hidrógeno en China. La compañía cuenta actualmente con 128 estaciones de repostaje de hidrógeno y 11 centros de suministro de hidrógeno distribuidos en todo el país, lo que respalda su compromiso continuo con la expansión de esta tecnología en el sector del transporte.