Industrie De Nora S.p.A. ha informado sobre sus avances en la fabricación de acero de bajas emisiones. La multinacional italiana  y especializada en electroquímica es uno de los socios del proyecto europeo «HyTecHeat». También participan otras compañias como Snam y Tenova entre otros. Este proyecto implica el uso de tecnologías híbridas para la producción de acero de bajas emisiones de CO2.

La cotizada en Euronext Milan, De Nora, suministrará los equipos. Destaca el nuevo sistema de generación de hidrógeno electrolítico in situ Dragonfly® de 1 MW de capacidad. Así, contribuye a la reducción de emisiones en un sector tradicionalmente difícil de abordar.

El proyecto HyTecHeat

El proyecto HyTecHeat (Tecnologías Híbridas para el recalentamiento sostenible del acero) es una iniciativa parte del programa «Horizon Europe». Está financiado por la Unión Europea con aproximadamente 3,3 millones de euros. El proyecto contempla el uso del sistema Dragonfly® en procesos de producción de acero. Esta es una actividad intensiva en energía y, por lo tanto, altamente impactante a nivel ambiental.

El objetivo es reducir este impacto en las etapas de tratamiento térmico y calentamiento, ya que aún se basan exclusivamente en gas natural. Los cientificos están aumentando el porcentaje de hidrógeno bajo en carbono. Para ello, utilizan una hibridación más virtuosa de los recursos de los participantes.

Este es el primer caso de uso del nuevo electrólisizador Dragonfly®. Se trata de un producto innovador desarrollado por De Nora como evolución natural de la vasta experiencia de la empresa en diseño y producción de electrodos. El alto rendimiento de este nuevo producto es posible gracias al uso de electrodos DSA®, por consiguiente, se busca la máxima eficiencia.

Hidrógeno en la fabricación del acero de bajas emisiones

Se aprovecha la experiencia de otras industrias que requieren generación de hidrógeno in situ, como las industrias químicas, farmacéutica, biogás, oleoquímica y de refinería. Se trata de una unidad pequeña diseñada para instalarse en las instalaciones del cliente final. El sistema, que ha estado en prueba en un sitio industrial durante más de un año y ya ha obtenido todas las certificaciones para operar, se utiliza ahora por primera vez en un proyecto de importancia europea.

El socio del proyecto es Tenova. Se trata de una compañía especializada en tecnologías para las industrias metalúrgicas y mineras. Llevará a cabo esta demostración de mejor caso con el apoyo de Snam. Este supervisará el sistema de almacenamiento de hidrógeno.

Declaraciones

Paolo Dellachà, Consejero Delegado de De Nora, ha comentado: «Estamos orgullosos de anunciar nuestra participación como socio en este proyecto de relevancia europea. Representará el primer caso de uso del nuevo electrolizador Dragonfly®. Es un producto versátil y de alta calidad, que facilitará aún más nuestro papel como facilitadores de la transición energética. El lanzamiento al mercado de esta solución es el resultado tangible de nuestras importantes inversiones».

formacion de hidrogeno online